martes, 27 de enero de 2015

BODEGÓN EL NERVIOSO (*)

Es lunes y el restaurante al que nos dirigíamos se encuentra cerrado por descanso. Muy cerca y aconsejados por un taxista, nos encontramos este curioso local, situado en el barrio de Tegueste, cerca del aeropuerto de Los Rodeos de Santa Cruz de Tenerife, famoso por sus raciones de costillas. Decidimos entrar y probarlas: Bienvenidos a Bodegón El Nervioso. 


Datos de Contacto: 
  • Localización: El Portezuelo, 418, Tegueste - Santa Cruz de Tenerife
  • Teléfono para reservar: 922 63 80 50
  • Web: http://www.bodegonelnervioso.com/
Opinión:
El cubierto se acompaña con dos panes calientes (1,40 €), con cierto sabor a anís, muy rico para untar con un poco de mantequilla.

Dos panes (1,40 €)
Decidimos pedir todo para compartir. Comenzamos con cocina local: un escaldón acompañado de mojo verde (3 €). Esta receta tradicional de Tenerife, se prepara hirviendo un caldo de carne o pescado que, posteriormente, se vierte sobre el gofio en un recipiente y se amasa. Como se observa en la foto, encima se añade un poco de cebolla (también admite papas y guindilla).

El sabor nos gusta pero no lo aconsejamos para la cena ya que la digestión por la noche de este plato resulta algo pesada.

Escaldón (3 €)

Continuamos con más cocina tradicional: pulpo con aceite y vinagre. El pulpo se sirve cocido y acompañado de un pequeño pimiento. Para aderezarlo, el plato se acompaña de un bote de aceite y vinagre. La pieza está bien cocinada y es tierna pero no nos sorprende. 

Pulpo (7 € - precio al peso)
Llegamos al plato estrella: las costillas con papas con piña de millo (6,10 €). La ración es abundante y más que suficiente para dos personas. La carne, previamente sazonada, se presenta cocida junto a las papas, sabor correcto. Sin embargo, llamamos la atención sobre la foto con la que publicitan el plato en su web, compuesto de costillas con salsa barbacoa estilo americano, lejos del plato tradicional de la cocina tinerfeña.

Ración de costillas con papas (6,10 €)
En cuanto a los postres, uno de los comensales se decanta por un flan de huevo  (2,50 €) y el otro por un tiramisú (3 €), ambos caseros. El flan muy rico y con sabor a hecho en casa. El tiramisú, si bien cuenta con una textura muy agradable al paladar, tiene un sabor algo fuerte que enturbia la brillantez de su aspecto.


Flan casero (2,50 €)

Tiramisú casero (3 €)

Respecto al servicio, algo rudo pero eficaz con un tiempo de espera y atención razonables.

En conclusión: Sitio de cocina tradicional que si bien no cae en grandes exquisiteces, ofrece una buena relación calidad precio. Sin embargo, creemos que hay alternativas más interesantes cerca de Santa Cruz.

Para no repetir (*)

No hay comentarios:

Publicar un comentario